miércoles, 13 de marzo de 2013

Capítulo 15: Bieberglificada

 Capítulo 15

- ¡Bro! ¡Tio! ¡Tengo que decirte algo!- la llegada de Justin les ha pillado desprevenidos. Y aunque la chica esta enfadada con su amigo, agradece en silencio su repentina aparición.
- Pero ¿¡Que!? ¡Justin! ¿Que ha pasado? - pregunta Christian molesto.
- Que... esto... ¡Tu hermana se encuentra mal!
-¿Qué le pasa a Cait? - interviene una preocupada ___(tn).
- Pues... se ha puesto a... ¡Vomitar! - miente el chico.
- ¿Y no te podrías haber ocupado de ella, bro?
- Ella me ha asegurado que te necesita a ti y no a un pervertido con las manos grandes.
- Bueno, entonces sera mejor que vaya, lo siento ___(tn). A lo mejor lo podemos repetir otro día.
- Sí, supongo.- "No le des falsas esperanzas" - pero Christian, te acompaño que quiero ver a Caitlin.
- ¡No! Ella me ha dicho que no quiere que la veas en ese estado.- vuelve a mentir el chico.
- Pero...
- ¡Pero nada! Anda Chris, no puede dejar tirada a tu hermana.
- Ya se, ya se. Nos vemos, ¿Vale guapísima? - y tras darle un beso en la comisura de los labios a su chica se va corriendo hacia el parking.
- Te he librado de una buena, ¿eh morena?
- Caitlin no esta enferma, ¿verdad?
- ¿Tú qué crees?
- ¡Qué mientes de pena! - le dice la chica riendo.
- Ohh, ¿Qué es eso que acabo de ver? ¿Acaso era una conrisa? ¿Ya no estás enfadada?
- Emm.... ¡Sí!- pero no puede aguantar la risa, y es que por mucho que el chico le haya fastidiado  esa sonrisa de cachorrito hace que no se resista.
- Bueno, creo que tengo la solucion.- y sin esperar respuesta se la lleva del brazo a comprar unas entradas, que no son precisamente para la pelicula que ella cree.- ya veras, cuando salgamos de aqui, estaras abrazada a mi y gritandome que me quede contigo a pasar la noche.
- No creo que una pelicula me haga cambiar de opinion Justin.
Pero la chica se equivoca. Cuando las luces se apagan en esa sala, un silencio les saluda y de repente, la chica se da cuenta de que van a ver:
- Nver say never? Estas de broma? Tienes tu propia pelicula?
- sí, nena, el señor de la casa ¡Vuelve de nuevo!

Mientras en casa de los Beadles

 En la casa, el silencio es sepulcral, y es que la rubia se ha quedado tan sorprendida con la desaparición de su chico que no le ha dado tiempo ni a pensar en el estropicio que ha hecho cuando ha tirado el jarrón al suelo.
- ¡Cait! ¿Dondé está? ¿Te encuentras bien? - pregunta un Christian sudoroso y preocupado.
Sin embargo, cuando la encuentra sentada en el sofá viendo Glee y tomando palomitas le huele a una chamusquina por parte de Justin.
- ¡Ey! Es la primera vez que me preguntas que tal estoy, ¡Hay que celebrarlo! Estoy bien, tontaina. Pero hay algo que me mosquea mogollón.
- Ah, ¿Sí? Pues que tal si primero resolvemos una dudita que tengo yo y después ya nos lanzamos con tus dudas existenciales.
- Dispara.- dice la rubia mientras amolda el cojín que hay a su lado y le indica a su hermano que se siente.
- ¿¡Por qué narices ha irrumpido Justin en mi cita diciendo que estabas enferma?!
- ¿¡Qué?! Oh, dios, esta me la pagas ___(tn), ¡Estás muerta!
- ¿Eh?- pregunta el chico, que no entiende porque su hermana ha pillado tal cabreo.
- ¡Me ha robado el chico! Justin iba a ser para mí, nos íbamos a casar e ibamos a tener hijos, sobrinos, nietos... ¡Hasta conozco a su madre! ¡Y le caigo bien!
- Cait... mira, Just y tú terminastéis hace mucho cariño, es normal que quiera pasar página y no seguir estancado en la misma historia de amor mucho tiempo.
Y así es como pasan la tarde, consolandose mutuamente, transmitiendose cariño, pero sobre todo eso antes dicho, ideando un plan para que la parejita no se hable, bajo ningún concepto.

Una hora y media después, en la salida de un cine de Atlanta

____(tn) y Justin salen del cine contentos, y es que en esa sala han sucedido cosas maravillosas. Para empezar, cuando las luces se han apagado y ambos han quedado sumidos en el silencio, una extraña conexión ha surgido entre los dos muchachos, ninguno sabría como describirla, sólo saben que ha estado allí.
Y esa cosa ha hecho que Justin solo quisiera tocarla y acariciarla hasta hacerla llegar al suelo, pero en cuanto el chico se ha visto pensando en eso, no ha visto otra forma de callar sus sentimientos que besando a ___(Tn).
Pero ambos se han dado cuenta de que aquel no era el beso inocente de la otra noche, ese era un beso de película. De esos en que las bocas se comen como atraídas por imanes. Sin embargo, cuando se han dado cuenta de lo que estaban haciendo, ya era tarde.
La chica, encima de Justin, susurra:
- Oh Díos, qué gran película... creo que estoy bieberglificada.
Y eso, no ha hecho más que poner al chico a cien, que por un momento ha paseado su mano por el trasero de la chica firmemente.
Pero de repente... ¡Plof! Las luces que anuncian el final de la película se encienden, acabando también con la magia que tenía el momento. Y así, casi sin hablar, han llegado a donde estan ahora, en frente de casa de ____(tn), que no ha tenido valor suficiente para decirle al chico que no quiere que la lleve a ningún lado.
- ¡____(tn)! Espera.- dice Justin justo antes de que la chica desaparezca por la puerta del coche.- ¿Eso también ha sido un beso de amigos?
Y lo pregunta de verdad, sin saber muy bien que decir al respecto.
- Claro, Justin. Beso de amigos.- miente ella, que empieza a sentirse repentinamente mal.
- Genial, porque me apetece un montón repetirlo.- y sin esperar otra respuesta, le da una beso. Esta vez chiquitito, suave, pero es un beso al fin y al cabo.
Después, cada uno se marcha a su casa, a sus vidas completamente distintas, contentos de esa tarde.


 ¡Aquí capítulo! Siento muchísimo la espera, todo mea culpa. :)
¿Me perdonáis? ¿Hacemos las paces? Venga, venga. A ver.... algo que os haga sentir mejor a las españolitas...
¡Ajá! ¿Qué tal está por ahí el tiempo? Aquí nevando, a -11 grados rezando para no congelarse.
Y, vosotras allí, con veinte, dieciséis, quinze, ¡Maravilla tropical!
Ya sabéis, si queréis capítulo, quiero un comentario al menos, y eso que en la última entrada tuvimos tres. ¡Chicas, cuando lo veo no me lo creo! Porque esto no es un projecto de una sola persona, esto es algo que necesito hacer con vosotras, y que tenéis el mismo mérito que tengo yo escribiendo estos capítulos. ¡Sí, sí, sí, sí! ¡Team Bieber al poder!